pasteldeframbuesas01

Cuando Aisha de La cocina de Aisha nos planteó darle una sorpresita a Beatriz de Tengo un plan B, yo no me lo pensé dos veces (ya sabéis que yo me apunto a un bombardeo!!!). No conocía a Beatriz pero por lo visto en breve se va a ir a vivir muuuuuuuy lejos… nada más y nada menos que a Houston, Texas!!!! La idea que tuvo Aisha era que entre todos le diéramos una sorpresita publicando el mismo día una receta en su honor, que bien podría ser propia o de su blog. Yo pensé en lo que más me gustaría a mí y decidí que le haría más ilusión que se hicieran sus recetas, así que dediqué un día entero a cotillear todas las fantásticas recetas que tiene en su blog!!!! Y digo fantásticas porque lo son… me alegro muchísimo de haberla conocido gracias a Aisha porque además de desearle toda la suerte del mundo en su nueva etapa, estoy segura de que desde allí nos va a sorprender con nuevas y novedosas recetas desconocidas por aquí.

pasteldeframbuesas06

Imagino que no debe ser nada fácil dejar atrás toda tu vida para comenzar una nueva en otro país. Como he dicho, no la conocía, pero me puedo imaginar que, aunque seguro que el cambio es para mejorar, dejar aquí familia y amistades no debe ser nada fácil. Así que aquí estoy yo, deseándole todo lo mejor y regalándole esta increíble tarta que encontré en su blog, aunque un poco tuneada a mi estilo… Va por ti Beatriz!!!! Te deseo muchísima suerte en tu nueva vida y te mando toda la fuerza y la energía necesaria para que no se te haga muy difícil este gran cambio.

Muchas recetas de su blog llamaron mi atención, pero la que me enamoró totalmente fue el Cake de frambuesa con cobertura de chocolate, porque las frambuesas y el chocolate me vuelven loca, como ya comenté en la Tarta Mort Subite que publiqué la semana pasada y tanto éxito ha tenido.

pasteldeframbuesas04

También avisé que la cerveza de frambuesa había sido un gran descubrimiento y quería seguir usándola, así que tuneé un poquito su receta sustituyendo la leche por la cerveza de frambuesa y eliminando la gelatina de frambuesa. La cobertura de chocolate también la hice a mi manera ya que es la que más me gusta y siempre me ha funcionado a la perfección. Y por último… la forma fue un accidente puro y duro!!! La idea principal era hacer un pastel de capas pero utilicé un molde nuevo (de esos más altos de lo normal) y lo que salió del horno fue una magdalena gigante!!! Evidentemente no iba a desaprovechar la mitad del bizcocho y se me ocurrió cortar el copete con un aro de emplatar más pequeño que el del molde y dejar  el pastel como una torre. El resultado me encantó!!! Además para decorarla con las frambuesas me vino genial esa forma… no hay mal que por bien no venga!!!!

pasteldeframbuesas02

Gracias a mi querido amigo Fran de Cocinar y a Comer, supe que eso pasa normalmente cuando la temperatura es demasiado alta para estos moldes metálicos y, por lo tanto, los bordes comienzan a hacerse antes que el centro y por eso el copete sube y sube mientras los bordes se quedan estancados. Para la próxima vez que use este molde hornearé a 160 grados en lugar de 180, y aunque tarde más en hacerse seguro que queda más planita, ya que para eso me compré un molde más alto de lo normal… para poder hacer bizcochos altos para luego cortar en varias capas!!!! Gracias Fran!!!! (aunque seguro que si algún día quiero hacer una magdalena gigante no me sale!!!) 😉

Bien… sin más rodeos vamos con mi versión de la receta… espero que a Beatriz le guste mi versión!!! Ella utiliza un vasito de los de yogur de cristal y yo lo hice igual aunque, como a mí me gusta tener todas las cantidades exactas, pues lo pesé todo para poder ponerlo en gramos.

pasteldeframbuesas05

Qué vamos a necesitar:

  • 145 gr. de cerveza de frambuesa Mort Subite (1 vasito)
  • 132 gr. de azúcar granulada (1 vasito)
  • 275 gr. de harina de repostería (3 vasitos)
  • 70 gr. de aceite de oliva suave (medio vasito)
  • 3 huevos M
  • 1 sobre de levadura química tipo Royal
  • Colorante en gel rosa (Wilton)
  • Licor de Frutos del Bosque
  • Mermelada de frambuesa (yo uso La vieja Fábrica)
  • Frambuesas frescas para decorar
  • 250 gr. de chocolate de cobertura al 70% sin lactosa (yo uso Fruits Secs Paramí)
  • 250 gr. de nata para montar sin lactosa (Kaiku)
  • 80 gr. de mantequilla sin lactosa (yo la hago casera con la nata Kaiku)
  • 2 c/s de Brandy

Cómo la vamos a hacer:

1. Calentamos la cerveza con el azúcar a temperatura máxima y retiramos antes de que comience a hervir. Dejamos enfriar.

01

2. Ponemos la cerveza en un bol y añadimos el aceite. Batimos con varillas eléctricas a temperatura máxima hasta integrar.

02

3. Añadimos los huevos, de uno en uno y batimos a velocidad máxima hasta integrar. No añadimos el siguiente hasta que esté bien integrado el anterior.

03

4. Mezclamos la harina con la levadura y la añadimos al bol. Batimos a velocidad máxima hasta conseguir una masa homogénea.

04

5. Raspamos bien los bordes con una espátula para homogeneizar bien toda la masa y añadimos el colorante al gusto. En la foto podéis ver la cantidad que yo le puse.

05

6. Mezclamos bien el colorante en la masa y batimos a velocidad máxima hasta que se haya integrado bien y el color sea homogéneo.

06

7. Acabamos de mezclar todo bien con una espátula raspando los bordes. Engrasamos el molde. Yo lo hago con margarina aunque para este molde antiadherente creo que no le hubiera hecho falta. Si usáis un molde normal, forrarlo en la base con papel de horno primero y engrasar los bordes y el papel. Si engrasamos el molde antes de comenzar la receta lo debemos reservar en la nevera para que no se mezcle la masa con la margarina y haga su función.

07

8. Precalentamos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo, sin ventilador. Vertemos la masa y horneamos a 180 grados durante 50 minutos (cada horno es un mundo y lo mejor es que vayáis comprobando pinchando con un palillo en el centro).

08

9. Dejarmos entibiar el bizcocho en el mismo molde antes de desmoldarlo. Pasadlo a una rejilla para que se termine de enfriar del todo. Como podéis ver en la foto, allí estaba mi magdalena gigante!!! A mí no me hizo falta ponerlo boca abajo porque hubiera sido un milagro que se bajara. Si os sale un bizcocho normal solo tenéis que ponerlo boca abajo para que se aplane bien el poquito copete que os haya quedado.

09

10. Preparamos la mermelada para el relleno pasándola por un colador de malla para eliminar todas las pepitas. Reservamos en la nevera.

10

11. Con el bizcocho bien frío cortamos las capas con ayuda de una lira. Yo eliminé primero el copete y de la base pude hacer dos capas solamente.

11

12. El copete lo corté con un aro de emplatar y volví a cortar con la lira en dos capas más.

12

13. Y así quedó el montaje salido de un accidente… bonito verdad?? Si tenéis un bizcocho normal solo debéis cortarlo en capas y ya está.

13

14. El bizcocho queda bastante seco al día siguiente y a mí se me olvidó “emborracharlo” (es lo que tiene cocinar a las 12 de la noche y encima con el susto de la magdalena gigante). Pero en este momento, aunque a mí se me olvidara, os recomiendo empapar bien cada capa con licor de frutos del bosque (o el que queráis). Con la ayuda de una espátula vamos extendiendo la mermelada por cada capa y montando el pastel. Al final del todo también extendemos la mermelada por todo el exterior porque así quedará sin migas y la cobertura de chocolate más homogénea y bonita. Reservamos en la nevera, mejor de un día para otro.

14

15. Al día siguiente preparamos la cobertura troceando el chocolate en un bol (si no lo compramos ya troceado) y hervimos la nata.

15

16. Vertemos la nata sobre el chocolate en dos veces y removemos con unas varillas manuales hasta que todo el chocolate se derrita y tengamos una masa homogénea y brillante.

16

17. Añadimos la mantequilla blanda troceada y removemos hasta que se derrita. Por último añadimos el Brandy y volvemos a mezclar con las varillas (es opcional pero le da un sabor excepcional al chocolate).

17

18. Reservamos la cobertura de chocolate en una jarra o en el vaso de la túrmix como hago yo y vamos lavando las frambuesas y cortándolas por la mitad. Las escurrimos bien sobre papel de cocina para que no queden demasiado húmedas y se ablanden o nos estropeen el chocolate.

18

19. Llegó la hora de cubrir nuestro pastel con la cobertura. Para ello ponemos una bandeja con un pequeño bol o vasito boca abajo donde apoyaremos la tarta. La bandeja recogerá el chocolate sobrante y el vasito nos permitirá alisar el borde del pastel y luego poder cogerla perfectamente por abajo para colocarla en la fuente de servir.

19

20. Vertemos el chocolate desde arriba y por el centro y dejamos que vaya escurriendo y cubriendo todos los bordes del pastel. Cuando veamos que ya no gotea por el borde inferior podemos pasar una espátula para dejarlo liso.

20

21. Pasamos el pastel a la fuente de servir y decoramos con las frambuesas antes de que el chocolate se endurezca. Reservamos el pastel en la nevera hasta la hora de servir.

21

… A comer!!!!

pasteldeframbuesas03

Anuncios