Etiquetas

gazpachoframbuesas01

Como ya expliqué con el gazpacho peruano de Gaston Acurio, soy una fan incondicional del gazpacho (hasta en invierno) así que aprovechando el buen tiempecito que tenemos estos días no podía dejar de publicar este delicioso gazpacho de frambuesas.  El ligero toque de las frambuesas, en su justa medida, le confiere un sabor muy especial y delicado que no te deja indiferente.

Es muy importante llevar una dieta variada y equilibrada en la que no pueden faltar nuestras raciones diarias de verduras y frutas crudas. Con el gazpacho tenemos nuestras dosis nutricionales aseguradas!!! Y más aún si sois como yo, que me puedo beber más de un litro diario como si fuera agua… y es que a mí me gusta el gazpacho sin tropezones. Me gusta bebérmelo en lugar de comérmelo a cucharadas.

Para este gazpacho aproveché el kit cocktail para hacer cubitos de hielo grandes y perfectamente cúbicos que nos regaló Lékué en una de las Meriendas de Margot, concretamente en el Carlota Restaurant. Pensé que serían perfectos para rellenarlos con las frambuesas ya que parecen rellenos de un corazón y son ideales para una cena romántica muy especial o para sorprender a los invitados.

Yo tengo ya las medidas cogidas de los diferentes ingredientes para que me quede el gazpacho como a mí me gusta y no los peso nunca, pero para que os hagáis a la idea del peso de cada uno de ellos os lo pongo al lado entre paréntesis. En cuanto a los tomates es mejor usar el “tomate gazpachero” pero como no siempre lo encuentro os puedo asegurar que es mejor utilizar los tomates de ensalada (esos grandotes) pero cuando ya están rojos aunque no maduros. El resultado es muchísimo mejor que si usamos tomates pera o tomates maduros. A mí me gusta el gazpacho pero no el zumo de tomate que es a lo que me sabe si uso tomate maduro. La zanahoria la uso para espesar, en sustitución de la miga de pan, ya que además le aporta un bonito color anaranjado al gazpacho clásico.

Sé que está muy mal decirlo pero allá donde llevo mi gazpacho…  triunfa!!! Tengo alguna que otra anécdota que ya os explicaré cuando publique el gazpacho de toda la vida… Solo debéis saber que el único secreto que tiene un buen gazpacho es el tomate que se usa, ya que para eso es el ingrediente principal, aunque también es importante la proporción correcta del resto de ingredientes para conseguir un sabor a auténtico a gazpacho.

Y sin más preámbulos, vamos con la receta…

gazpachoframbuesas03

Qué vamos a necesitar:

  • 2 tomates gazpacheros (600gr.)
  • 1 pepino grande (250 gr.)
  • 300-450 gr. de frambuesas (2 o 3 tarrinas)*
  • 1 zanahoria mediana (100 gr.)
  • ½ cebolla mediana de figueres (90 gr.)
  • 1 pimiento verde pequeño (55 g.)
  • 1 trozo de pimiento rojo (60 gr.)
  • 1 diente de ajo
  • 100 gr. de aceite de oliva suave
  • 50 gr. de vinagre balsámico de frambuesas
  • 1 c/s de sal
  • 250 ml. de agua

*Con 300 gr. el sabor es muy suave, casi imperceptible. Con 450 gr. conseguimos un sabor a frambuesas más potente. A mí me gusta de las dos maneras y todo depende de las frambuesas que tenga o que consiga, jejejeje.

Cómo lo vamos a hacer:

1. Colocamos las frambuesas en el molde para cubitos y rellenamos con agua mineral. Tapamos y llevamos al congelador.

01

2. En una olla grande vamos introduciendo todos los ingredientes troceados: el pepino, la zanahoria y la cebolla pelados, el ajo sin el germen central, y los pepinos limpios de pepitas. Añadimos el aceite, el vinagre y la sal. En este momento podemos dejarlo macerar, en la nevera, hasta el día siguiente. No es imprescindible pero el gazpacho cuando está más rico es al día siguiente de prepararlo y así nos aseguramos que se mezclen bien todos los sabores y a la hora de triturarlo ya estará fresquito y listo para beber (reconozco que yo no tengo la paciencia para dejarlo macerar jejejeje).

02

3. Trituramos con la túrmix, batidora de vaso americano o thermomix (quien la tenga). Añadimos el agua al final del todo y volvemos a triturar. Colamos con un colador de malla para eliminar todas las pepitas y pieles de los tomates y los pimientos.*

03

4. Ponemos el gazpacho en botellas o jarras de cristal y llevamos a la nevera para enfriarlo bien. Si lo habéis tenido macerando ya estará fresquito y listo para tomar. En cambio, si lo habéis hecho todo del tirón (como yo), el momento óptimo para degustarlo es al día siguiente (no basta solo con enfriarlo unas horas sino que iréis notando como a medida que pasan los días en la nevera, el gazpacho está muchísimo más sabroso).

gazpachoframbuesas02

Servimos bien fresquito en copas o vasos junto con los cubitos de hielo con frambuesas.

Si os gusta más comerlo a cucharadas, debéis omitir el agua y dejarlo más espesito. Junto con unas frambuesas troceaditas (o incluso liofilizadas) para decorar el plato, tenéis una bonita presentación en la mesa.

* Si no ponéis el vinagre antes de triturar, podéis utilizar lo que queda en el colador para hacer un sofrito (al fin y al cabo solo son verduritas y tomate). Yo lo suelo tirar porque a mí me gusta bastante el vinagre y creo que triturándolo todo junto queda mejor mezclado…

Anuncios