suspirodelimeña01(quedateacomer)

Termino mi viaje por la gastronomía peruana (al menos por el momento) con un fantástico dulce… el suspiro de limeña. Es un postre tradicional y con una bonita historia originario de la capital peruana, Lima, inicialmente conocido como Manjar Real del Perú.

Según cuenta la historia, el poeta José Gálvez Barrenechea bautizó este postre como suspiro de limeña porque cuando su esposa se lo hacía él siempre decía: es suave y dulce como el suspiro de una mujer.

Para mí fue todo un reto hacer este postre puesto que está hecho a base de leche y yo en ese momento no podía tomar lácteos. De hecho, y a pesar de ser el último que publico, fue el primero que hice cuando empecé a ver recetas de Gaston Acurio, y por eso tuve que experimentar hasta conseguir las leches sin lactosa que ya publiqué. Para los que no tengáis problema con la lactosa o la proteína de leche es un postre muy fácil y rápido de hacer!!! El único secreto es la paciencia… paciencia y a fuego lento sin dejar de remover…

Básicamente es un dulce elaborado a base de manjar blanco con yemas y coronado con un merengue hecho con oporto principalmente. Yo escogí el Pedro Ximénez que ya sabéis que me encanta!!!

Reconozco que quizá la próxima vez le pondría algo menos de Pedro Ximénez y por supuesto muchísimo menos merengue. Es un postre pesado, no os voy a engañar. Te tiene que gustar muchísimo el dulce. Para mí lo mejor es el propio manjar blanco, pero claro, para las fotos quedaba muchísimo más bonito un buen copete de merengue. Pero, sinceramente, para comer recomiendo poner una buena base de manjar blanco y solo un poquito de merengue por encima…

Vamos con la receta…. Qué vamos a necesitar:

  • 130 ml. de leche evaporada casera (yo de arroz y coco)
  • 130 ml. de leche condensada casera (hecha con la leche evaporada de arroz y coco)
  • 1 yema de huevo
  • 75 gr. de azúcar
  • 50 ml. de Pedró Ximénez
  • 1 clara de huevo y una pizca de sal
  • Una pizca de canela y en polvo y en rama para decorar

Cómo lo vamos a hacer:

1. Mezclamos las dos leches en una cacerola de aluminio y fondo grueso. La llevamos a fuego medio alto (en la vitro al 7) y removemos constantemente con una cuchara de madera hasta que espese bastante ( no debe hervir en ningún momento así que si hace falta se baja el fuego un poco más).

01

2. Retiramos del fuego y añadimos la yema de huevo filtrada con un colador de malla fina sin dejar de remover y, poco a poco. Volvemos a llevar al fuego pero esta vez más bajo (en la vitro al 5), vigilando que no se nos cuaje la yema. Estará listo cuando espese y veamos el fondo de la cazuela al pasar la cuchara. Podemos comprobarlo como cuando hacemos mermelada, poniendo una cucharita en un plato y girando el plato. Si no se escurre está listo!!!

02

3. Colocamos el manjar en copas o vasos, filmamos y llevamos a la nevera hasta el momento de servir.

03

4. Hacemos el merengue italiano con el azúcar, el Pedró Ximénez y la clara de huevo según explico en el vídeo de los macarons (aunque para esta receta no hace falta ser tan exhaustivos con el tiempo y simplemente lo tendremos listo en cuanto giremos el bol y no se caiga el merengue).

 

5. En el momento de servir colocamos el merengue encima del manjar con la ayuda de una manga pastelera (esto es opcional), y decoramos con un poquito de canela en polvo, unas ramitas de canela en rama.

… A comer!!!!

suspirodelimeña02

Anuncios