Etiquetas

lechecondensada01

El viernes pasado os explicaba cómo elaborar la leche evaporada en casa muy fácilmente. Hoy le toca el turno a la leche condensada ya que van de la mano puesto que ésta no es nada más y nada menos que una leche evaporada y altamente azucarada. En tan solo 10 ó 20 minutos la tenemos lista!!!

Primero de todo es que después de varias pruebas he decidido actualizar la entrada de la leche evaporada porque al hacer la leche condensada me encontré que el sabor y el color eran más parecidos al dulce de leche que a la leche condensada (a pesar de que en la foto se ve oscura en realidad era más clarita… cosas de la luz y la cámara!!!). Esto es debido a haber evaporado la leche a una temperatura más alta ya que en teoría no debe hervir nunca puesto que pierde sus propiedades espesantes sobre todo. No entendía por qué me pasaba esto si la primera vez me quedó perfecta… y luego caí en que la primera vez evaporé la leche en la olla de cocción lenta y estuvo seis horas a una temperatura muy baja y sin llegar a hervir!!

La mayoría de recetas usan la leche en polvo para hacer la condensada y esto tiene un motivo… La leche evaporada se puede realizar de dos maneras: evaporando la leche tal y como os expliqué, o utilizando leche en polvo que ya está evaporada al 100% añadiéndole el agua en menor proporción de lo normal para dejarla más espesa. A mí me gusta muchísimo más el resultado con la evaporación al fuego, así pues, la leche condensada también me gusta más como queda usando la leche ya evaporada al 60%.

La proporción de azúcar es algo opcional así que si os gusta menos dulce podéis ponerle un poco menos si queréis, pero quizá necesite un poco más de cocción para conseguir el espesor óptimo. De nuevo necesitamos una olla de aluminio con doble fondo para que el calor se reparta uniformemente.

Ahora sí… vamos con la receta!!!

Qué vamos a necesitar:

  • 200 gr. de leche evaporada (normal, sin lactosa, de soja, de coco y arroz…)
  • 200 gr. de azúcar granulada

Cómo la vamos a hacer:

1. Mezclamos la leche evaporada con el azúcar en la olla y la llevamos al fuego a temperatura medio alta (en la vitro al 7). Removemos continuamente para que se caliente uniformemente.

01

2. A los 5 minutos bajamos la temperatura (en la vitro al 3) y seguimos removiendo durante 5 ó 15 minutos más, según el espesor que queramos conseguir. A mí me gusta muy espesa y la dejo 15 minutos pero con 5 ó 10 son suficientes. No deja de ser una “mermelada de leche” como yo le llamo así que no se debe perder de vista y hay que remover continuamente. Está lista cuando al pasar la cuchara por el fondo de la olla ésta deja un surco que se cierra rápidamente.

02

3. La colocamos en un tarro de cristal y dejamos enfriar antes de taparlo y meterlo en la nevera. Ya tenemos nuestra leche condensada lista. En las fotografías podéis ver la consistencia que tiene al salir del fuego… a mí me gusta así y luego aún espesa mucho más en la nevera.

03

Eso es todo, una rica leche condensada fácil y rápida de hacer, que puede ser sin lactosa o sin leche ya que podemos elaborar nuestra propia leche evaporada casera con cualquier bebida vegetal o leche sin lactosa!!! Además… muchísimo más económica en el caso de la leche condensada sin lactosa, que imagino que existirá… 😉

lechecondensada02

Anuncios