portada2015

Año nuevo, vida nueva. el pasado es para los que les gusta vivir de recuerdos y el futuro es para quienes desean alcanzar sus sueños. Olvidemos las cosa malas del año que se va porque hacerlo es retroceder y lo único que debemos hacer es ir hacia adelante. Creamos en nosotros mismos y digámosle adiós a la mala suerte…

Feliz Año nuevo 2015 amigos!!!!

Bueno amigos y amigas ya se termina el año. Un año que empezó muy bien para este blog, con mucho entusiasmo y ganas de su creadora por seguir compartiendo sus recetas con vosotros. Recetas tradicionales y recetas nuevas de su propia cosecha, y por supuesto sus maravillosos macarons.
Cristina y yo nos conocemos gracias a internet como muchas ya sabéis. Vivimos lejos una de otra yo en Calahorra (La Rioja) y ella en Calella (Barcelona). Yo voy con frecuencia a Barcelona donde tenemos un montón de amigas comunes a las que también conocimos gracias a nuestra afición por la cocina. Este mundillo de internet nos ha servido para conocer a personas maravillosas a las que, por la distancia que nos separa, hubiera sido prácticamente imposible haber conocido de otra forma y haber conseguido hacer un grupo tan estupendo y divertido. Hablamos prácticamente a diario por facebook y watssap, nos preocupamos unas de otras, disfrutamos de las buenas noticias y nos animamos en los malos momentos.
Cris, como podéis ver en su blog, además de con estas amigas comunes, gracias a este medio comparte afición, cursillos reuniones y confidencias con un montón de estupendas blogueras. Y luego estáis vosotros, los seguidores del blog que sois los que dais sentido a su trabajo.
¿Por qué os cuento todo esto diréis? Simplemente porque creo necesario romper una lanza por este mundillo virtual que es tan criticado y denostado por unos y del que se hace tan mal uso por parte de otros, pero que puede ser absolutamente maravillosos si se hace un buen uso de él. Se conoce a gente estupenda y se aprende muchísimo. Y sobre todo, algo que a mi me ha sorprendido desde que empece a usar internet hace ya unos cuantos años, la enorme generosidad a de la gente bloguera, tanto en el ámbito de la cocina como en muchos otros. Comparten sus conocimientos sin esperar nada a cambio, salvó un comentario de agradecimiento o simplemente saber que han hecho sus recetas o que sus consejos les han servido de algo. Cientos de humildes blogueras y blogueros, de los que sólo unos pocos pueden decir que se ganan la vida a gracias a sus blogs. Los demás lo hacen por amor a lo que les gusta y deseo de compartirlo con los demás. Por eso cuando un bloguero pasa un bache en su vida y no puede prestarle tanta atención a este pequeño espacio virtual, siente que en cierto modo abandona a sus seguidores y por eso agradece doblemente que, en su ausencia, la gente siga visitando su blog y dejando sus comentarios.
Como muchos sabréis Cris ha estado un poco pachucha a causa de sus intolerancias alimentarias, por eso ha cambiado un poco el rumbo culinario y ahora se dedica a crear recetas sin lactosa, fructosa y gluten. Tampoco ha estado tan pendiente de su blog como le hubiera gustado, pero aún así habéis seguido visitándolo y haciendo que siga teniendo vida. Por eso me pidió que en su nombre y en el mío os dedicara unas palabras para agradecéroslo y desearos que este año que empieza sea maravilloso para todos, que se cumplan vuestros sueños, que la buena salud os acompañe y que seáis muy muy felices.
Muchas gracias por estar ahí incondicionalmente, por seguir el blog, por dejar vuestros comentarios, por hacer las recetas y por vuestra amistad.
Un beso muy fuerte y nuestro agradecimiento más sincero.
Un abrazo a todos y todas.
FELIZ AÑO NUEVO!!!!

Ana C.

A mí no me queda mucho más que añadir después de como lo ha expresado mi querida Ana. Tengo  mucho que agradecer a grandes amigos y amigas como mis Kanelitas que siempre están ahí cuando las necesito a pesar de estar tan ausente en estos últimos meses. A mis compis blogeros y a mi querida Margot por haberme brindado la oportunidad de conocerlos invitándome a sus grandes meriendas, además de brindarme su amistad, qué gran señora!!! Y, como no, a mi querida Rosa Romero del blog La Rosa Dulce, que está administrando el grupo Tu rinconcito sin lactosa que creamos Mila y yo puesto que he estado desconectada totalmente de las redes y aún así el grupo está creciendo a pasos agigantados. A los que estuvieron y ya se fueron, a los que se quedaron y a los que llegarán… gracias por formar parte de mi vida!!! (no puedo nombraros a todos pero estáis en mi corazón y lo sabéis… pronto prontito volveré a estar rondando por vuestras cocinas…)

También quiero dar las gracias a mis nuevos amigos del grupo Intolerantes a la lactosa y fructosa donde he aprendido muchísimo acerca de mis nuevas intolerancias. Un gran grupo con gente estupenda que siempre están dispuestos a echarte una mano sea la hora que sea. No nombraré a nadie porque seguro que me dejo alguno…

Pero en especial a María Sauceda, propietaria de la tienda online intolerantis ya que es una persona encantadora siempre dispuesta a ayudarte y con quien he descubierto infinidad de productos aptos para mis intolerancias. Gracias a ella he vuelto a disfrutar en la cocina y a tener ganas de experimentar para adaptar mis recetas en lugar de abandonar el blog que era mi primera opción. Gracias a ella este blog seguirá adelante con un aire nuevo y renovado además de sano: sin gluten, sin lactosa, sin fructosa, sin sorbitol ni polialcoholes (casi nada, eh? y creo que aún quedan más por diagnosticar…) 😉

Y, para finalizar, pero no por ello menos importante, dar las gracias también a dos grandes personas que me están ayudando muchísimo con sus conocimientos en medicina y a los cuales les debo mi gran mejoría en este último mes gracias a su tratamiento personalizado y desinteresado para erradicar la Candidiasis intestinal: Jorge Dieguez y Edson Isaguirre. El grupo para los que no sepáis en qué consiste esta enfermedad es Candidiasis crónica, curación ya!!!! Una enfermedad muy poco conocida pero que últimamente está dando mucho que hablar… y lo que se hablará!!! Las personas que forman el grupo también son excepcionales y no puedo dejar de nombrarlas porque en estos meses también me estan acompañando a diario. Son mi paño de lagrimas!!

gominolas02

Y, ahora sí… a falta de uvas buenas son las gominolas!!! (o no era así??) Esta noche no podré brindar con cava, ni tomar alcohol pero no me quedo sin tomarme mis 12 gominolas de limón a modo de uvas y en la mejor compañía… la familia!!!

La receta original la encontré en el blog Las delicias de Pilar, aunque yo la he adaptado a mis gustos y con mi gran aliado: el azúcar de abedul (xilitol).

Ingredientes:

  • 85 gr. de líquido en total (zumo de 1 limón grande y el resto agua)
  • 100 gr. de azúcar de abedul
  • 5 hojas de gelatina neutra

Prepación:

1. Hidratamos las hojas de gelatina cubriéndolas bien con agua fría en un bol.

2. Ponemos en un cazo el azúcar con el agua y sin remover lo llevamos a ebullición. Dejamos a fuego medio-alto durante 5 minutos para que se forme un almíbar ligero.

3. Añadimos el zumo de limón colado y removemos con unas varillas para integrarlo bien. Dejamos al fuego durante 5 minutos más.

4. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos bien con las varillas hasta que se funda bien y dejamos reposar unos 10 minutos.

5. Llenamos los moldes que pueden ser de bombones o un táper engrasado o cubierto de fiml transparente para luego cortar a trocitos. Yo he usado moldes de bombones de silicona y no ha sido necesario engrasarlos.

6. Dejamos a temperatura ambiente que la gelatina cuaje y ya tenemos nuestras gominolas caseras!!! Aproximadamente unas 4 o 5 horas como mínimo.

El momento de rebozarlas en azúcar tiene que ser al poco de comerlas porque si no la gelatina lo va absorviendo y quedan húmedas. Sin rebozarlas las podemos guardar en un táper o en un tarro hermético fuera de la nevera perfectamente.

gominolas01

Un truco: Par rebozarlas yo he usado azúcar de limón ya que le aporta un extra de sabor increíble. Es muy fácil de hacer puesto que solo debemos rallar la piel del limón y extenderla en una bandeja de horno. Horneamos a 75 grados durante unos 20 o 30 minutos y ya la tendremos seca. Cuando se enfríe bien la trituramos junto con el azúcar en un molinillo de café o picadora. Ponemos solo un poquito de azúcar porque quedará en polvo, después lo mezclamos con más azúcar sin triturar para que las gominolas queden más auténticas.

Eso es todo… y, de nuevo…

FELIZ AÑO 2015 y GRACIAS POR SEGUIR AQUÍ!!!

Anuncios